Top

5 cánceres que más afectan a las mujeres

Recibir un diagnóstico de cáncer no es sinónimo de muerte. Conocer es prevenir

 

 

Cada vez se detectan en forma más temprana algunos tipos de cáncer. Los tratamientos ahora son más efectivos y menos agresivos con las pacientes. “Es más probable morir de vejez que de cáncer”, explica la doctora Gabriela Rivas Barrientos, ginecóloga.

Conoce los cinco tipos de cáncer más frecuentes en mujeres, según atenciones de la consulta privada.

1. Cervical

FACTORES DE RIESGO:
Inicio precoz de la vida sexual (antes de los 18 años), múltiples parejas sexuales y falta de vacunación contra el cáncer de cérvix.

PREVENCIÓN:
Aplicar las vacunas contra el cáncer de cérvix a niñas de 9 a 14 años. En el país se aplican en el sistema privado de salud.

DETECCIÓN:
Realizarse la citología a partir de los 24 años. En algunos casos se hace la prueba captura de híbridos DNA.

SEÑALES DE ALARMA:
Es asintomático al inicio. La señales son sangrado anormal, mal olor y dolor pélvico.

PROBABILIDADES DE RECUPERACIÓN:
En fases muy tempranas es muy alta la posibilidad de recuperación.

2. Mama

FACTORES DE RIESGO:
Primera regla muy temprana, menopausia tardía, uso de tratamientos hormonales por más de 10 años, no haber tenido hijos, sobrepeso, sedentarismo y fumar.

PREVENCIÓN:
Es difícil de prevenir, pero ayuda llevar un estilo de vida saludable.

DETECCIÓN:
Mamografía, ultrasonografía de mama, resonancia magnética y biopsia. El autoexamen de mama se recomienda, aunque es inespecífico.

SEÑALES DE ALARMA:
Cambios de color en la piel, hundimientos, retracción del pezón, salida de secreciones, palparse un bulto.

PROBABILIDADES DE RECUPERACIÓN:
Arriba del 90 % si se trata en etapas tempranas.

3. De piel

FACTORES DE RIESGO:
La exposición prolongada al sol o a los rayos ultravioleta, las pieles claras y los bronceados excesivos.

PREVENCIÓN:
Usar bloqueadores solares con factores de protección de 50 o más.

DETECCIÓN:
Una mancha nueva o un lunar con bordes irregulares que cambia de color, crece y a veces pica. Se diagnostica con biopsia.

SEÑALES DE ALARMA:
Lo antes mencionado.

PROBABILIDADES DE RECUPERACIÓN:
Dependerá del tipo. El más común que es el vaso celular es curable al quitarlo. Los menos comunes, como el melanoma y el espino celular, pueden ser muy agresivos, generar metástasis y resultar mortales.

4. Gastrointestinal (estómago, páncreas, colon)

FACTORES DE RIESGO:
Dieta prolongada de irritantes como alcohol, tabaco, comidas ahumadas en exceso, carnes excesivamente cocinadas y consumo alto en grasas. Factor hereditario, sobre todo en cáncer de colon y páncreas, y edad arriba de los 50 años.

PREVENCIÓN:
Evitar comidas irritantes, ahumadas en exceso, bebidas alcohólicas y fumar. Tratarse padecimientos gástricos como reflujos y úlceras. Detectar la bacteria Helicobacter pylori (con endoscopía y biopsia), que provoca cuadros de gastritis y de no ser tratada puede desarrollar cáncer.

DETECCIÓN:
Endoscopía, colonoscopía, sangre oculta en heces que es el método más sencillo y barato, ultrasonografía abdominal, TAC abdominal.

SEÑALES DE ALARMA:
Dolor abdominal, acidez, colitis persistentes que reciben tratamientos oportunos y no mejoran, sangrados, vómitos con sangre, heces negras, cambio en el ritmo de la defecación sin razón aparente.

PROBABILIDADES DE RECUPERACIÓN:
En el caso de cáncer gástrico o de colon, en etapas precoces, tienen altas probabilidades de recuperación, pero el de páncreas suele ser muy agresivo, casi siempre se diagnostica en etapas avanzadas y la curación es menos probable.

5. Ovario

FACTORES DE RIESGO:
No haber tenido hijos, tener familiares en la línea materna que hayan tenido cáncer de mama, de ovario o de colon. Tener más de 50 años. Si la mujer es mucho menor, probablemente es un cáncer hereditario.

PREVENCIÓN:
Tener hijos y el uso de anticonceptivos anovulatorios. Si se tiene alta sospecha de cáncer hereditario, puede realizarse la prueba genética BRCA 1 y 2, que se hace en sangre. Detecta la posibilidad de desarrollar cáncer de ovario. Si sale positiva, se pueden quitar los ovarios para que no se desarrolle la enfermedad. La prueba se hace bajo criterios médicos.

DETECCIÓN:
No hay ni en el país ni a nivel mundial un método de diagnóstico precoz, completamente diferente de lo que pasa con el cáncer de cérvix y de mama. Además es muy agresivo y tiene una mortalidad más alta. Se detecta por ultrasonido pélvico.

SEÑALES DE ALARMA:
Dolor abdominal persistente e inespecífico, sangrado vaginal irregular sin causa aparente. Evidencia de una masa anexial.

PROBABILIDADES DE RECUPERACIÓN:
En etapas precoces tiene alta posibilidad de recuperación. Esto se da en casos en que el test genético resulta positivo; pero lastimosamente la mayoría se detecta en etapas tardías y las pacientes terminan falleciendo a los dos años. Los tratamientos pueden prolongar la vida un poco más.

Fuente: Dra. Gabriela Rivas Barrientos, ginecóloga-mastóloga. Centro Internacional de Cáncer, Hospital de Diagnóstico, teléfono 2528-2001, www.centrodecancer.com.sv.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment