Top

Quiero estudiar, pero no tengo los medios para hacerlo

La educación es la llave que te abrirá muchas puertas. ¿Necesitas ayuda para obtenerla?

 

 

Emma E. Sánchez7 Familias.com 

Cada vez son más  los gobiernos en todo el mundo los que coinciden en que la educación es el único medio para salir adelante. También cada día, poco a poco, se van dando los medios para lograr este propósito, pero ¿Qué sucede cuando por más que haya buena voluntad, alguien no puede seguir sus estudios y concluirlos porque el dinero no alcanza?

Si este es tu caso, el de tus hijos o el de alguien que tú conoces, considera estas recomendaciones, tal vez alguna de ellas pueda ayudar para encontrar la manera continuar hasta terminar tu educación.

1. Consulta las ofertas educativas que ofrece el gobierno y algunas otras instituciones

La educación básica —preescolar, primaria y secundaria— está garantizada de manera gratuita en muchos países; inclusive, ya hay lugares donde el bachillerato y alguna educación superior se ofrecen de manera gratuita también. Investiga dónde te puedes inscribir o cuáles son las formas de obtener estos beneficios. Incluso existen becas gubernamentales para que puedas ir a estudiar a alguna universidad de tu localidad.

También algunas asociaciones civiles cuentan con maneras de apoyar a los jóvenes con capacitación, cursos y becas. Busca, pide informes y manifiesta tu deseo de salir adelante; siempre hay un buen corazón dispuesto a ayudar.

2. Indaga sobre educación abierta y a distancia

El Internet ha hecho posible el milagro de conectarnos a casi cualquier parte del mundo, y la educación ha sido altamente favorecida por este medio. Hoy en día hay muchas oportunidades de estudiar desde casa, una gran variedad de cursos y hasta licenciaturas y maestrías a precios muy accesibles o también gratuitas. La clave es buscar con deseos de encontrar. Si conoces a algún maestro o hay una institución educativa cerca de ti, pregunta.

3. Busca escuelas que cuenten con planes de becas o becas de trabajo estudiantil

Me siento muy afortunada de haber estudiado la preparatoria en un colegio que pensaba en el bienestar de sus estudiantes, y hacía todo lo que estuviera al alcance para que más jóvenes tuviéramos acceso a la educación. Había becas por promedios académicos, por poseer un talento deportivo o musical, becas por trabajo estudiantil (esto era que los alumnos podían trabajar después o antes de clases y pagar por su educación mientras obtenían capacitación y entrenamiento en oficios como jardinería, cocina, administración, biblioteca o mantenimiento en general de la institución). Hay muchas escuelas así, con programas y apoyos semejantes, ¡Una te está esperando!

4. Infórmate sobre carreras técnicas

A veces creemos que una carrera universitaria es la respuesta a todos nuestros males económicos y nos olvidamos que la educación técnica también puede ser una gran solución. Es más barata y se termina pronto, puede ser lo que nos dé un trabajo más rápido y entonces poder seguir estudiando lo que tú desees y seguir triunfando. Busca en la modalidad de educación tecnológica que se aproxime a tus deseos de aprendizaje y ¡Anímate! Este puede ser el gran trampolín que estás buscando.

Y por último, déjame contarte algo que decía mi padre: “Si le pides mil pesos a un amigo, no te los va a prestar; pero si pides cien pesos a diez amigos, sí los vas a poder obtener”. Y lo mismo pasa con tu educación: tal vez tú solita no puedas pagar por ella, pero si te acercas a tus familiares, luego a amigos, a tu empleador y gente que crea en la educación, siempre obtendrás la ayuda que necesitas. Yo creo que a Dios le gusta la inteligencia y pone los medios para que la desarrollemos.

Ponte a trabajar, obtén un empleo y demuestra a todos que sí se puede, que lo lograrás, solo que a veces, tarda un poquito más. Y por favor, no dejes de estudiar.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment