Top

Si no sabes por qué estás deprimida, considera estos 3 factores que desconocías

La depresión es un estado que puede acabar con tu vida y con la de tus seres queridos, por ello es importante que te cuides de tenerla. Existen otras cosas que pueden provocarte depresión y que tú nunca te imaginaste.

 

 

Erika Gaytán

Tal vez te ha pasado que te despiertas tarde, sin ganas de levantarte. Pasado un rato, todavía con flojera, tomas tu teléfono celular, ingresas a las redes sociales para distraerte pero no encuentras nada interesante.

Lo dejas a un lado, enciendes la televisión y todo el tiempo no haces más que cambiar los canales sin prestar atención a lo que ves.

Casi no comes o comes demasiado, y sólo aquello que sabes que te hace daño. Nada más deseas estar encerrada en tu habitación, sin compañía, pero a la vez no quieres estar sola y por la noche te resulta imposible dormirte temprano… Amiga, tengo que decirte que tienes un problema de depresión.

La depresión es un estado que se hace presente en los momentos que menos te esperas; es más, en muchas ocasiones ni siquiera es perceptible para ti y las razones por las cuales te puedes deprimir son muy diversas, de hecho existen tres que no te imaginabas que pudieran ser una causante. ¿Las revisamos?

1. Carencia de ilusiones

Aunque no lo creas, existen varios factores y situaciones que pueden provocar en ti cierto estado de depresión, que si no detectas a tiempo y lo eliminas te puede afectar considerablemente, llevando la depresión a niveles críticos. Al no fijarte metas ya sea a corto, mediano o largo plazos, que te motiven a luchar por llegar a un objetivo en específico, tú sola te niegas ese derecho de crecer.

La falta de metas en la vida, a cualquier tipo de plazo, no te permite tener esa fuerza, ese entusiasmo que solamente una ilusión es capaz de provocar; las metas u objetivos que te puedes proponer, y que estén a tu alcance, cosas que de verdad anheles hacer u obtener, por ejemplo podrían ser: estudiar una profesión u oficio, aprender un idioma, montar un negocio, hacer ejercicio, fortalecer tu relación de pareja, bajar de peso, aprender a bailar, salir de viaje, comprar una casa, etcétera.

2. Falta de ejercicio

Mucho se dice que la gente que no realiza ningún tipo de actividad física es más propensa a estar deprimida. Ahora bien, si estabas a acostumbrada a hacer ejercicio y lo has dejado por alguna razón, esto puede ser la causa por la que puedas sentir fatiga, tensión, irritabilidad y depresión.

A este respecto un dato: un grupo de investigadores se dio a la tarea de estudiar a 40 mujeres y 40 hombres que hacían ejercicio al menos tres veces al día, por 30 minutos.

A la mitad se le pidió que dejara de hacerlo, y transcurrida una semana dichos participantes presentaron fatiga y otros síntomas somáticos. Por lo que los investigadores sostienen que el ejercicio ayuda a mantener el estado de ánimo.

3. Ingesta de alimentos

De acuerdo con la consultora Rachel Fiske, certificada de nutrición en San Francisco, Estados Unidos, el endulzante detiene la producción de serotonina y dopamina, las cuales podrían provocar depresión y ataques de ansiedad.

La comida frita contribuye a desarrollar conductas depresivas por las relaciones químicas que se producen en el cerebro, según Stephanie Fulton, del Hospital Universitario de Montreal, Canadá.

La ingesta de alcohol por tiempo prolongado libera depresión, de acuerdo con un estudio publicado por la revista Archives of general psychiatry, ya que interfiere en receptores del sistema nervioso.

Si se consume un litro diario o más de bebidas gaseosas también puede provocar depresión, esto según un estudio realizado por el Instituto de la Salud estadounidense.

Ahora ya sabes que no sólo las situaciones dolorosas o enfermedades pueden llevarte a un estado depresivo. Es necesario tener cuidado con las actividades que hagas y con la alimentación que lleves si lo que quieres es tener una vida más saludable y cuidar de ti y de tu familia.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment