Top

Con el poder del amor

“Si fueras más delgada te verías más bonita”, “si tuvieras menos caderas te verías mejor”, son comentarios que han recibido Marta Duarte y Gabriela Batres por mucho tiempo, pero que ahora resultan irrelevantes. Ellas son representantes del movimiento “Amo mis curvas”, cuya misión es ayudar a las mujeres “curvis” a amarse tal y como son.

“Esta sociedad nos establece ciertos paradigmas como el que tenemos que ser altas y delgadas. Lo que buscamos es que todas las mujeres nos sintamos bellas, independientemente de nuestra complexión física”, explica Gabriela.

“Eso no quiere decir que no tenemos que llevar un estilo de vida saludable, porque es bien importante comer bien y hacer ejercicio, y nosotros nos enfocamos en eso”, se apresura a comentar Marta.

Luego de pasar por dietas “yoyos” y estrictos tratamientos para bajar de peso, que funcionaban pero daban rebote, este par de jóvenes y entusiastas mujeres revelan la clave del éxito: “Lo más importante es que uno cambie “el chip”, reforzar su autoestima y decir: yo valgo más que cualquier otra cosa y después de eso uno empieza ver qué es lo que come, a tratar de hacer ejercicio, ya no por la apariencia, sino para cuidar la salud”, añade Gabriela.

Eso sí, aclara, que hay límites genéticos donde por más ejercicio y dieta que haga la persona tendrá determinada figura, por ello el movimiento promueve sobre todo “aprender a amarse tal y como cada quien es”.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment