Top

Me regalaron una segunda oportunidad

“Trabajo en el Ministerio de Salud, y en 2010 fui diagnosticada con cáncer de seno en mi mama derecha. Me enteré de la condición porque la Asamblea Legislativa, dentro del presupuesto etiquetado, permitió que el Ministerio de Salud hiciera, entre las empleadas, una campaña a nivel nacional, para que todas las mujeres mayores de 40 años nos realizáramos la mamografía”, recuerda Roxana Grimaldi.

Los resultados de la prueba indicaron que ella presentaba microcalcificaciones en el seno derecho, condición que fue posible detectar gracias a este estudio de detección temprana.

Lo que deja una vez más comprobado que por medio de la prevención, es factible salvar vidas.

“Debo reconocer que gracias a esta iniciativa, tomé la decisión de hacerme la mamografía, de lo contrario, no la habría realizado, porque uno siempre piensa que todo está bien”.

Recibir esa fatídica noticia, según Roxana, significó para ella asociarlo con la muerte, pero ahora, su testimonio es un fiel reflejo que se convirtió en el inicio de una nueva vida.

En la actualidad tiene una mastectomía radical, pero su última evaluación detalla que está libre de cáncer.

La fuerza que la motivó a luchar, dice Roxana, fueron sus hijas, de 12 y 13 años. “Mi familia y mis compañeros de trabajo se convirtieron en los pilares fundamentales durante este proceso, gracias a ellos, logré tener la fortaleza para preservar mi vida”, añade.

“A las mujeres les digo que todas somos vulnerables y estamos expuestas, por eso debemos practicarnos los exámenes, gracias a ello, ahora yo tengo una segunda oportunidad”, concluye Roxana.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment