Top

TABACO Y ALCOHOL DROGAS LETALES

El consumo de tabaco y de alcohol está asociado a una serie de enfermedades, que también incluyen la salud mental, ya que son drogas con un alto poder adictivo que afectan el sistema neurológico.

Fumar es el factor que causa el #22 % de las muertes mundiales por cáncer y el 71 % por cáncer de pulmón, según un Informe Mundial del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En El Salvador, de acuerdo con la Comisión Nacional Antidrogas (CNA), desde 2001 se han realizado diversos estudios sobre el consumo de sustancias psicoactivas, que reflejan que el consumo de alcohol se inicia a los 14 años; y del tabaco, a los 13 años, a pesar de las restricciones impuestas para la venta a menores de edad.

Según la CNA, el 40 % de los jóvenes no percibe el riesgo de consumir tabaco y el 10 % no lo percibe en relación al alcohol.

Como parte de las acciones que el sistema de salud público realiza para contrarrestar las adicciones de tabaco y alcohol, la doctora Anayansi Vega, coordinadora del Centro de Prevención y Tratamiento de Adicciones del Fondo Solidario para la Salud (Fosalud), explica el trabajo que como institución realizan.

“En el 2007 instalamos cuatro clínicas, ubicadas en el hospital Rosales, hospital Saldaña, hospital San Juan de Dios, en Santa Ana; y en la Unidad de Salud El Zamorán, en San Miguel, creadas para brindarle tratamiento a las personas que fumaban”.

Sin embargo, gracias a la puesta en marcha de este servicio, la doctora Vega comenta que las personas se acercaban a preguntar si también realizaban charlas preventivas, pero además, si ofrecían asistencia a personas que consumían alcohol.

“Debido a esta petición que la misma población realizó, en el 2013, se tomó la decisión de dar un gran paso, y lo que en un inició se conoció como clínicas de secesión de tabaco, en 2013 se convirtieron en Centros de Prevención y Tratamiento de Adicciones, y se abre uno más en el hospital Santa Gertrudis, en San Vicente, donde al igual que el resto, se ofrece una atención integrada en la que intervienen médicos, sicólogos y trabajadores sociales, para hacer un abordaje biopsicosocial con los pacientes”, explica la médica.

Consumo femenino

En El Salvador, el consumo de tabaco y alcohol en las mujeres es mucho menor comparado con los hombres.

Según la Encuesta Nacional de Alcohol y Tabaco 2014 (ENAT), la prevalencia de vida del alcohol a nivel nacional es del 51.6 % en la población de 18 años y más. De este porcentaje, el 32.98 % son hombres, mientras que las mujeres representaron el 18.65 %.

La doctora Vega expone que, a pesar de tener estudios que brindan buenos resultados, siempre habrá un subregistro “por lo general la mujer lo oculta, y no quiere declarar que tiene un problema de consumo de alcohol o tabaco, donde en ocasiones, hasta la familia lo desconoce”.

En el caso del Centro de Prevención y Tratamiento de Adicciones, ubicado en el hospital Rosales, se estima que se brinda asistencia en el consumo de tabaco a un 85 % de hombres y 15 % mujeres; en cuanto alcohol, el 95 % son hombres y solo el 5 % son mujeres.

Otro de los factores que ha beneficiado especialmente la disminución del consumo de tabaco es la instauración de la Ley para el Control del Tabaco, la cual ha permitido una apertura para impulsar y sensibilizar a la sociedad.

En el artículo 6 de esta legislación se establece que “Ninguna persona fumará tabaco ni mantendrá tabaco encendido en áreas interiores de cualquier lugar público o privado que se contemple en esta ley”.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment