Top

Zaida González:

Una madre con la fortaleza de un roble

A través del tiempo la mujer ha ido asumiendo roles que eran “solo para hombres”.

Zaida González, de 42 años, es un ejemplo de esto. Ella es una mujer que ha tenido que aprender a sobrevivir y adquirir habilidades y destrezas, tradicionalmente masculinas, para enfrentar la vida y dar sustento a sus tres hijos adolescentes.

Ella descubrió que el trabajo agrícola no solo le permitía permanecer en casa y estar pendiente de sus hijos, sino que además le facilitaba obtener más dinero del que recibía por una costura, su principal oficio.

Esta madre de familia ha tenido que ingeniárselas realizando tareas que requieren de mucha fuerza, como tala de árboles, construir cercos, cargar postes de cemento y construcción de techos de tejas, entre otros; para dar educación a sus hijos.

Ella nunca pensó que la ayuda que le daba a su padre cuando tenía 8 años, sería la que más tarde le permitiría realizar trabajos de albañilería, construcción y agricultura.

Zaida es parte de las 627 mil 834 mujeres que son jefas de hogares, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2015 de la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc).

Con la humildad que la caracteriza, Zaida cuenta que ha tenido que recurrir a trabajos pesados, debido a que son mejor remunerados, entre 6 y 8 dólares diarios, según la fuerza que se requiera y el tiempo en que el cliente desea que se le entregue el trabajo.

Uno de los principales sueños que tiene esta #singular mamá es que su hija Abigaíl logre sacar el bachillerato, con esfuerzo de ella y de sus dos hermanos, uno #de 16 años y otro de 21 años, quienes le ayudan, busca que la niña termine su bachillerato en Hostelería y Turismo.

Zaida, que estudió hasta séptimo grado, sabe que ser mujer trae mayores desafíos para su hija, razón por la #cual quiere que su hija sobresalga y no solo que se convierta en una ama de casa, sino en una mujer que realice diferentes roles.

Su mayor anhelo es que Abigaíl no tenga que pasar el trabajo duro que ella realiza, y que tenga la oportunidades de realizar una carrera a nivel universitario. Sueño que también tiene para sus otros dos hijos, pero que irá cumpliendo poco a poco, a fuerza de construir y sembrar.

Jose Alejandro Ibarra
No Comments

Post a Comment